visita

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

Gracias por seguir acumulando cada día más visitas!

domingo, 15 de octubre de 2017

¡FELICES 25 NATALIA!: 50 consejos a mi hija




Hace 25 años un suceso marcaría mi vida para siempre... 

¡me convertí en madre de una maravillosa nena!

En mis plenos 25 años tuve la dicha de dar a luz a Natalia, mi única hija, por cierto. 

Y es, precisamente, el próximo 25 de octubre,  cuando Natalia cumple  sus primeros 25 años…

Al parecer, este año el número 25 se convierte en un número clave en mi vida.

Pero es justamente este evento personal lo que hoy me motiva a escribir estas líneas.

Natalia antes de su primer año.
Para empezar, quiero expresar lo dichosa que me siento por ser la madre de Natalia.  Sin saberlo, aquel 25 de Octubre de 1992, la vida me daba un inmenso regalo, el cual recibí con cierto temor, pero a la larga ha sido mi principal motivación y mi más grande satisfacción.

Honestamente, nunca fui una hija excelente ni tampoco fui  la esposa ideal,  así que no aspiro a ser la madre perfecta como tampoco me esmero en ser un ejemplo a seguir, pero gracias a la energía positiva que mi hija me transmite día con día desde el día en que nació, intento ser, solamente,  la mejor versión de mi misma.

Admito que mi hija es, en muchos aspectos,  distinta a mi. Por ejemplo,  ella no es rebelde ni impulsiva, sabe escuchar, es comprensiva, tolerante y siempre se muestra amorosa ante la gente que la rodea. Tiene la habilidad  saber en qué momento debe guardar silencio, pero cuando habla, intenta hacerlo asertivamente.  Tiene  metas, sueños y, sobre todo,  determinación.  Es consciente de la época y del entorno que le tocó vivir,  y sabe que la única forma de conseguir sus objetivos es esforzándose, preparándose y trabajando arduamente.

Por otro lado, confieso que tiene ciertas características muy parecidas a su madre: es perceptiva, responsable, respetuosa,  compartida,  gentil e, invariablemente,  siempre tiene una sonrisa para regalar. Es agradecida, pero ha aprendido como yo, que no debe aceptar humillaciones por ningún favor o ayuda que reciba (en otras palabras, sabe que no debe confundir ser agradecida con ser doblegada).

Cabe mencionar que, como parte de la vida, Natalia ha tenido que aprender a lidiar con aquellos dolores que, muchas veces,  son necesarios experimentar, como cuando se trata de "soltar" y de cerrar ciclos. Enfrentar este tipo de procesos no ha sido fácil para ella, sobre todo, cuando se ha visto obligada a "soltar" vínculos, teóricamente, "irrompibles", como es el caso del lazo paterno. Recordemos que  su progenitor, hace poco más de 5 años, decidió romper con todo vínculo moral, emocional, sentimental.... y con todo lo que le implique un compromiso (moral y/o material) con su hija.

Reconozco que al principio, no fue fácil para ella aceptar la indiferencia de su "padre", pero contrario a lo que él pudiera creer, durante este tiempo, Natalia se ha fortalecido, ha crecido, ha madurado y ha salido adelante de forma resiliente.  A pesar de los obstáculos y las necesidades, ella NO LE HA PEDIDO ABSOLUTAMENTE NADA (él nunca podrá decir lo contrario), y ha tenido que aprender a resolver sus problemas de la mejor forma posible.... No lo ha necesitado de la forma en la que él cree… Todo lo opuesto,  esta dura experiencia en que  la insensibilidad y la indiferencia de su progenitor se han mantenido firmes,   a Natalia la han marcado en un sentido positivo, enriquecedor, de aprendizaje y de superación.

Después de todo, me apena pensar en él, en su pobreza mental y emocional; debe ser sumamente lastimoso y devastador darse cuenta, en algún momento de la vida, del  tiempo  y del amor que se perdió por culpa del egoísmo, del rencor, la avaricia y el desamor. Pero ese ya es un problema solo de él.

En fin.... mi hija  no es perfecta, como nadie lo somos, ella también tiene defectos, miedos, inseguridades y debilidades, pero es precisamente su imperfección el aliciente  que la motiva a esforzarse cada día más por ser mejor persona, mejor mujer, mejor ser humana. estas alturas de la vida, no tengo más recomendaciones ni enseñanzas que darle a mi hija, ahora le toca a ella aprender de sus propias experiencias y seguir el camino que ella elija. Solo quiero decirle:

Naty, sigue construyéndote como hasta ahora. Nunca abandones la maravillosa actitud que muestras hacia la vida, y quien te diga lo contrario sobre tu actitud, no tiene idea de quién eres  ni  lo que has tenido que padecer. El camino que llevas recorrido lo has avanzado tú sola ¿quién demonios puede hablar, bien o mal,  sobre tu actitud si no te ha acompañado realmente?  

En fin, hoy, además, quiero reforzar y compartir algunos consejos, sugerencias o ideas que a través del tiempo he tratado de inculcarle a Natalia. Quiero plasmarlos aquí para que no los olvide (aunque será su decisión si quiere seguir tomándolos  en cuenta o no). Aunque ya está en edad de saber qué hacer o no con su vida, me gustaría que recordara, de vez en cuando,  lo que durante estos 25 años le he repetido una y otra vez. Estas sugerencias están basadas, principalmente en experiencias propias, errores que yo cometí y en cosas y situaciones que vemos todos los día, así que aquí están....

50 consejos, sugerencias o recomendaciones 
(llámales como quieras):

1 Sé digna.Una persona digna es aquella que sabe enfrentar con altura y con tolerancia las situaciones en la vida, y sobre todo sabe hacerse responsable de sus actos y palabras. No permite humillaciones ni que la infravaloren. Ser digna o digno es inherente de todo ser humano que es capaz de actuar de forma libre, tomando buenas decisiones  y haciendo respetar sus valores y los de los demás.

Como mujer, la dignidad debe estar por encima de todo.

2 Sé honesta contigo misma. Siempre lo he dicho, la honestidad empieza con una misma. Si hay alguien a quien no podemos engañar es a nuestra consciencia.

3 Sé coherente. Hay que ser congruente con lo que se piensa, se dice y se hace. Debemos  actuar de acuerdo a lo que somos. De otra forma serías hipócrita o poco confiable.

4 Acéptate tal y como eres, con virtudes y defectos, con tus capacidades y limitaciones. Sé tú misma siempre, no cambies por nadie, solo hazlo si tú quieres hacerlo.  ¡VALÓRATE!

5 Sé autosuficiente, tanto emocional como económicamente. Si dependes de alguien, tendrás que soportar cuando te lo echen en cara, por eso, lucha para que nunca dependas de nadie. No dejes de trabajar, de emprender, de tener tus propios ingresos, pero sobre todo, lucha por tu independencia  emocional. La gente suele pensar que: "El que paga manda" y eso les da derecho a exigir

6 Que nadie te controle ni permitas que nadie te humille bajo ninguna circunstancia.

7 No olvides el autocuidado. Este es un punto fundamental que implica quererse y valorarse. Cuida tu salud mental, emocional y física. Protege tu salud, tu dignidad y tu integridad.  

8 Levántate las veces que sean necesarias.  Se vale caer, equivocarse y cometer errores, peo siempre ten presente que, pase lo que pase, debes seguir adelante con la frente en alto... así que levántate y anda

9 No te ates a nadie. No dejes que te aprisionen o que corten tus alas…

10 Alza tu voz para ser escuchada y visibilizarte. En esta sociedad, las mujeres tenemos que hacernos notar y luchar por todo. NUNCA TE DES POR VENCIDA.

11 Nunca te sientas culpable por nada. Todos cometemos errores, y es grandioso saber reconocer cuando nos equivocamos, pero sin culpas.  Lo que  jamás debes permitir es sentirte culpable por los errores de otros.

12 No te enamores ni  creas en el amor romántico. Recuerda lo que decía mi abuela: “Aprende a querer con la cabeza, no con el corazón” Tal vez muchas personas no entiendan o no compartan esta sugerencia, pero entonces podrás aplicar la siguiente:

13 Que no te importe ni te defina lo que los demás piensen u opinen de ti. 
(Aplícala cada vez que sea necesario).

14 La felicidad solo depende de ti, de nadie más. Búscala en cada cosa que hagas.

15 Recuerda que el respeto es la clave de todas las relaciones sanas: trabajo, familia, amistades, sociedad, pareja….. Respeta y enseña a los demás que deben tratarte con respeto.

16 Ningún hombre será  la respuesta o la salida a tus dudas, a tus miedos, a tus necesidades…. TÚ ERES LA ÚNICA QUE PUEDE RESCATARTE.

17 Disfruta de la soledad. No necesitas complementos ni medias naranjas. No temas a la soledad, la mayoría de la gente tiene miedo a estar consigo misma, pero en realidad es una oportunidad para conocernos mejor  y, si sabemos aprovecharla, podemos gozarla al máximo .

18 No supliques ni ruegues la atención, el amor ni el cariño de nadie. Quien te quiera te lo demostrará con hechos.  No necesitarás pedir nada.

19 Elige bien a  las personas  con las que te rodeas, desde amistades hasta una pareja en dado momento. Tomate el tiempo necesario, pero aprende a elegir y a desechar.

20 Aprende a alejarte de todo lo que te cause daño. No te conformes ni te resignes con situaciones o relaciones mediocres o dañinas. Mereces lo mejor.

21 Nunca llores por una decepción amorosa. Mucho menos te culpes o te cuestiones qué hiciste mal. Si alguien no te valora, simplemente aléjate a las primeras señales y sigue tu camino. No retrocedas.

22 Recuerda que todo tiene consecuencias. Cualquier decisión que tomes generará una reacción automática. Aprende a enfrentar con valor cada consecuencia de tus actos.

23 De la misma forma, muchas veces la vida nos presenta situaciones que no dependen de nuestra voluntad o decisión, simplemente aparecen y hay que enfrentarlos con la mejor actitud.

24 Defiende tus derechos asertivamente. Nunca dejes de informarte sobre tus derechos en cualquier entorno y la forma de ejercerlos y defenderlos.

25 Prepárate constantemente en los ámbitos que requieras o que te gusten. Lee y toma  cursos que te hagan crecer en cualquier aspecto.

26 Sé empática y solidaría con otras mujeres y con sus causas. No juzgues a las de tu propio género. 

27 NO esperes nada de nadie.  Lamentablemente ya lo has comprobado… Muchas veces la gente, cercano o no, no responde (o respondemos) como esperamos. Y no es que sean malos, simplemente, así somos los humanos. Por eso, nunca debes confiar en que un tercero te ayude o resuelva un problema tuyo. TÚ DEBES HACERLO POR TI MISMA.

28 Sé agradecida, porque el agradecimiento es la memoria del corazón,  pero nunca te arrastres ni te humilles ante nadie a cambio de ningún favor.  A quien tenga la osadía de llamarte “malagradecida” regálale la grandeza de tu indiferencia (aplicar punto No. 13), porque solo intenta ofenderte a través de la calumnia.

29 Si puedes ayudar a alguien, hazlo, pero nunca esperes nada a cambio, mucho menos esperes un eterno agradecimiento, porque eso sería egocentrismo. La persona que  ayuda debe agradecer a la vida poder tener la posibilidad de ofrecerla sin esperar retribución alguna.

30 Aprende a que todo tiene un tiempo.  Trata siempre de cerrar ciclos de la mejor forma posible y no te aferres a un pasado.

31 Perdonar o no es subjetivo. Si puedes, perdona, pero nunca olvides el daño que te hicieron para que no cometas el error de volver a confiar en quien no debes,  tampoco olvides para o volver a repetir conductas que te perjudiquen. Si perdonas a alguien que te ofendió o lastimó, es tú decisión, pero  nunca olvides lo que te hicieron… perdonar no es olvidar.  No te arriesgues. Tampoco guardes rencor, simplemente supera y avanza.

32 Goza lo que tienes, vive el presente. No añores lo que no tienes o lo que has perdido. La vida da muchas vuelta, a veces te quita, a veces te da, pero todo fluye incansablemente…

33 Sé auténtica. Nunca pierdas tu sonrisa, tu espontaneidad ni tu esencia

34 Vales lo mismo que cualquier otra persona, ni más ni menos…  Sentirse más que otro (a) es soberbia, es narcisismo y es muestra de falta de autoestima.  Sentirse menos también es el reflejo de una autoestima nula, e implica permitir todo tipo de vejaciones. NADIE que te haga sentir inferior es culpable, la culpable serías tú por permitírlo.

35 Que nadie, nunca, te silencie….

36 Y sí, eres hermosa por dentro y por fuera… quien te haga sentir lo contrario, debe estar lejos de tu alcance. (Aplica punto 13)

37 Valora a quien te respeta y te valora. Mantén cerca de ti a la gente que te lo demuestre con hechos y aléjate de quien te haga sentir incómoda, infravalorada o no te respete.

38 Recuerda que la familia es la de sangre, y aquella que eliges.  La gente que te quiera no le importará si lleva tu sangre o no; como tampoco le importará a la gente que no te quiera.

39 No cometas mis errores. NO LOS REPITAS.  Lo ideal sería que no cometieras ninguno, pero como es posible, entonces planea tu vida de tal forma que pienses las cosas 2, 3 5, 100 o las veces que sean necesarias y si aun así fallas o cometes algún error, recuerda afrontar valientemente las consecuencias.

40 No aspires a ser como alguien más. Sé tú misma. Construye tu camino y tu vida basándote en tus metas, en tus capacidades, en tus ideales, en tus fortalezas y no te bases en las expectativas de otros. Avanza paso a paso y solo así podrás alcanzar lo que te propongas. Recuerda que  para llegar a algún lado, no debes correr, lo mejor es  caminar cautelosamente.  

41 No olvides la importancia de saber escuchar, y nunca dejes de tener  la valentía de hablar. Muchas veces las desavenencias se generan por no escuchar o no hablar. Pero también por o ser claros o por no tener  la valentía de sostener algo que se dijo. APRENDE a ser clara, objetiva pero sobre todo asertiva.

42 Pon límites y defiende tu individualidad ante cualquier persona o situación.

43 No digas “te quiero” a cualquiera ni por cualquier pretexto. Aprende a darle valor a esa breve pero profunda frase.

44 Aprende a distinguir y a controlar tus emociones y sentimientos, no te dejes llevar por ninguno. Sé cautelosa emocional por bien tuyo. 

45 No te aferres a nada, ni a personas ni situaciones ni cosas. Todo es pasajero, sobre todo, las cosas materiales...  Por cierto, no olvides que los bienes sirven para remediar los males, así que nunca dudes en usar lo poco o mucho que tengas cuando tengas que enfrentar una urgencia. 

46 Rompe con los estigmas, estereotipos y  creencias sociales, así como con los malos hábitos y enseñanzas  que sientas que te dañan, que te causan heridas emocionales y con todo aquello que no te sirva para avanzar.

47 NUNCA prometas lo que no vas a poder o querer cumplir. De ser posible, trata de cumplir tus promesas, compromisos o tratos, pero si por alguna razón no puedes o no quieres hacerlo, ten la decencia y la valentía de hablar claro. Siempre tendrás el derecho de saber  a quién, cómo y cuándo cumplir (o no) una promesa o un trato. Se vale arrepentirse, pero siempre hablando de frente.

48 Si algún dia tienes hijas y/o hijos, te pido de la manera más atenta que los eduques,  a todas y todos, por igual, en un ambiente de amor, de respeto y en equidad, sin importar sus diferencias, la afinidad que sientas por algun@ de ell@s ni  porque alguno te brinde más apoyo que otro. NUNCA HAGAS DIFERENCIAS ENTRE TUS HIJO@S, ni impongas nunca a un@ sobre otr@, ni generes rivalidades ni resentimientos injustificados entre ell@s, porque eso hablará más de ti como madre que de ellos.... Serás madre de los hij@s que tú elijas, así que evita demostrar preferencias o inclinación por algun@. Nada justifica que lastimes a un hijo por el hecho de no congeniar, porque sea diferente, porque no sea como tú quieres o porque no te apoye de la forma que esperas.

49 NO DEJES DE CONSTRUIRTE...
         No dejes de aprender...
         No olvides que tú eres lo más importante de tu vida.


50 Siempre habrá alguna recomendación o consejo que falte, así que este último lo dejo abierto...



Natalia... 

Hay una frase que dice: 
"Tus fallas y defectos como hijo, son mi fracaso como padre"

Por más que te observo, te analizo y te gozo,  por ningún lado detecto defectos en tí que me hagan sentir fracasada, y aunque estoy muy consciente de no haber sido nunca una madre perfecta (ni siquiera algo cercano a eso), te consta que siempre he reconocido, abiertamente,  todas mis fallas, sin miedo a que me juzgues o me condenes. 

Debes saber que eres el mejor regalo que la vida pudo darme; has sido una hija maravillosa a la que amo con todo mi corazón.  

Y quiero que recuerdes que te admiro como mujer, esa mujer en la que te has convertido, la de una generación nueva, con ideas y metas auténticas, constructivas y anhelantes.

¡¡FELICES 25 Natalia!!
Tu mamá que te ama...
 Sara.


((( )))

¡No te lo puedes perder!

¡No te lo puedes perder!
Pago por PayPal y en OXXO

Visita nuestro blog Mujer Sin Cadenas

Visita nuestro  blog Mujer Sin Cadenas
2o. Lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

CONSULTA LA GUÍA DE PENSIÓN ALIMENTICIA EN MÉXICO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Twitter

ESPAÑA

URUGUAY

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

La misteriosa desaparición de Cristina Siekavizza

MINDY RODAS: MUTILADA, IGNORADA Y...¡ASESINADA!

Publicación en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer AF

Google+ Badge